La importancia de respirar



A través de la respiración introducimos aire limpio en nuestros pulmones del que extraemos el oxígeno que necesitamos, expulsando anhídrido carbónico de nuestra sangre. Por ello, respirar correctamente tiene gran importancia para nosotros. La correcta respiración nos permite una adecuada oxigenación.

Existen tres tipos de respiración: la clavicular, la torácica y la diafragmática. Las dos primeras facilitan la activación del sistema nervioso simpático. La diafragmática es la que implica menor esfuerzo y facilita la activación parasimpática. También la expiración incrementa el tono parasimpático, por lo que prolongar la expiración es parte de los ejercicios que iremos viendo.

Aunque podemos controlar la respiración, respirar es un proceso automático.

Gran parte de la gente solo utiliza una parte de la capacidad funcional de los pulmones, fundamentalmente la parte superior. En esta respiración torácica no intervienen los músculos intercostales y el diafragma, lo que impide que a nuestro cuerpo le llegue suficiente oxígeno

Ello nos produce una deficiencia, que acabamos compensando con un ritmo de respiración más rápida y haciendo trabajar en mayor medida el sistema cardiovascular.

Respirando de este modo tenemos una menor oxigenación de los tejidos, mayor trabajo cardiaco y mayor intoxicación, lo que incrementa nuestras sensaciones de ansiedad, depresión, fatiga,…

Los ejercicios que enseñan a trabajar la respiración, conectan con las técnicas de meditación orientales. Son técnicas que contribuyen a la desactivación y por tanto nos hacen sentir mas relajados y menos ansiosos.

Tasas bajas de inspiración con volúmenes elevados de aire y respiraciones abdominales, incremental el control parasimpático, ayudando a obtener descensos en la tasa cardiaca que señalan una desactivación del organismo.

Tenemos que tener en cuenta que:

- Nacemos con la capacidad de respirar adecuadamente, pero por determinados motivos y de modo no consciente, vamos limitando el volumen de aire que entra en nuestros pulmones. Los ejercicios de respiración pueden ayudarnos a compensar esta tendencia.

- Se aprenden de forma progresiva y, que el consigamos un nivel adecuado depende de la cantidad y calidad del tiempo que dediquemos.

- Es importante nos centremos en la tarea.

- El objetivo no es conseguir grandes logros, sino avanzar de forma progresiva.

- Es importante concentrarse en las instrucciones y las sensaciones, no juzgándonos en nuestra ejecución.

- Lo ideal es que adoptemos una postura cómoda y reduzcamos aquellos estímulos externos que nos puedan distraer o molestar.

- Mantener los ojos cerrados es importante para que no nos distraigamos de nuestra tarea. Ver más.


Nombre e-mail Teléfono
Solicitud de cita
Información
Acepto el aviso legal y la politiva de privacidad

El sitio web www.miweb.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.
Política de cookies +