Vivimos en una época muy propensa a la paranoia

Richard Bentall, psicólogo. Catedrático de la Universidad de Manchester y profesor de la Universidad de Gales

VICENTE FERNÁNDEZ DE BOBADILLA

Psicosis, ilusiones y alucinaciones son su material de trabajo, pero este catedrático en psicología clínica experimental de la Universidad de Manchester (Reino Unido) no cree que la psiquiatría convencional los esté tratando adecuadamente. Invitado por el Museo de la Ciencia de la Obra Social La Caixa para hablar en Madrid de los mecanismos subyacentes de las paranoias, echa por tierra sin empacho muchos conceptos comúnmente aceptados sobre cómo deben diagnosticarse y tratarse los desórdenes mentales. 

¿Por qué nos engaña nuestra mente con alucinaciones?
Las personas que tienen problemas en este aspecto piensan muy a menudo que los demás pueden atacarlos o hacerles daño. La mayoría de la gente, en algún momento de sus vidas, siente recelos hacia los demás, pero cuando estos recelos llegan a un punto extremo, entramos en el terreno psiquiátrico. El problema con la aproximación psiquiátrica tradicional es que no funciona.

¿Por qué?
No funciona en el aspecto clínico porque no hay evidencia de que, después de un tratamiento, estos pacientes mejoren. Y tampoco en el aspecto científico, porque la esquizofrenia es una gama muy amplia de problemas diferentes. Puedes tener a dos pacientes diagnosticados con esquizofrenia sin ningún síntoma en común.

Usted se ha manifestado repetidas veces en contra del estudio tradicional de la esquizofrenia, y defiende incluso que ni siquiera debe llamarse así.
Para mí, es un término que no significa nada. No creo que tenga significado científico, ni utilidad clínica. A mí me gusta compararlo con el horóscopo: la gente cree que les dice algo sobre ellos, por ejemplo, si eres libra eres un individuo muy equilibrado y vas a conocer a una chica hermosísima la semana que viene. El diagnóstico psiquiátrico es parecido: la gente cree que les dice algo sobre ellos, y también predice cosas que les van a ocurrir, por ejemplo, si vas a mejorar o no o qué fármacos te van a ayudar. Eso no funciona.

¿Y cuáles son las alternativas que propone?
Muchos pacientes han pasado por la experiencia de que, cuando entran en un hospital, nadie habla con ellos. Hay un psiquiatra que examina sus síntomas, pero nunca pregunta cómo fue su infancia, y ese tipo de cosas. Su preocupación principal es mantener a la gente en medicación. No digo que la medicación no ayude, pero hay que hacer más énfasis en la relación terapéutica. En este momento mucha gente está recibiendo altas dosis de antipsicóticos sin sacar ningún beneficio de ellos. Y sólo hay una razón: que a los médicos no se les ocurre ninguna otra cosa.

¿Cómo debería desarrollarse esa relación terapéutica?
Durante los diez últimos años se ha utilizado en el Reino Unido la terapia cognitiva conductual, donde paciente y especialista trabajan juntos. El paciente está viviendo experiencias extrañas, pero ¿de dónde han salido? Está intentando dar sentido al mundo que le rodea, aunque de forma un tanto rara. Con mis pacientes, yo elaboro una lista de sus problemas: "Su médico dice que usted tiene esquizofrenia, pero olvidémonos de eso por el momento, ¿cuál cree usted que es su problema?". Hacemos una lista de cuatro o cinco, y entonces le pregunto: "De todos estos, ¿cuál le preocupa más?". A veces los problemas son síntomas: "Oigo voces, y eso me molesta". Pero a veces dicen cosas como: "Es mi relación con mi marido". Sea cual sea el problema, intentamos arreglarlo. Mucha gente que oye voces no se siente molesta. Entonces, ¿por qué deberían dejar de oírlas? No es la prioridad.

¿Qué porcentaje de personas pueden experimentar paranoia en algún momento de su vida?
Todo el mundo la vive en pequeños niveles. Pero si hablamos de un grado tan serio como para considerarlo un síntoma psiquiátrico, estudios epidemiológicos a gran escala han descubierto que entre el diez y el doce por ciento de la población tiene síntomas muy desarrollados.

¿Vivimos en una época propensa a la paranoia?
(Ríe). Me lo han preguntado muchas veces, y nunca sé la respuesta. Las teorías sobre la paranoia han buscado la relación con las culturas. Piense por ejemplo en la Guerra Fría, o en las teorías conspirativas. ¿Quién mató de verdad a Kennedy? O la gente que piensa que los americanos derribaron las Torres Gemelas para tener una excusa para atacar Irak... Mi opinión es que, en los tiempos actuales sí, podríamos decir que vivimos en una época muy paranoica. Si eso es la causa de que más gente tenga problemas paranoides, eso no lo sé.

Pero además del ambiente político están las circunstancias sociales...
Sí; por ejemplo, hay evidencias de que si la relación con los padres se interrumpe en los primeros años de vida, eso aumenta el riesgo de psicosis, y parece estar muy relacionado con los síntomas de la paranoia. Y tiene sentido, porque aprendemos a confiar en la gente por el contacto con alguien que nos cuida cuando somos pequeños. Quienes no han vivido esa experiencia encuentran más difícil confiar en otros. Pero esto no basta para convertir a una persona en paranoica. Tenemos un chiste en Inglaterra que dice: "Sólo porque yo sea paranoico, no quiere decir que la gente no esté intentando hacerme daño". Y es verdad que la gente paranoica muy a menudo ha vivido experiencias de victimización.

¿Pueden contribuir las desilusiones con el trabajo, los amigos, la familia...?
Sin duda. Creo que es una combinación de estas cosas. Por ejemplo, imagine que a usted le han pasado en su vida muchas cosas de ese tipo. Pero tuvo una buena relación con sus padres, y creció en un ambiente de seguridad. Entonces tiene más facilidad para enfrentarse a esas situaciones. Si tuvo una relación de inseguridad con sus padres, y creció con dificultades para confiar en la gente, y además no cesan de ocurrirle cosas malas, tiene muchas más posibilidades de desarrollar paranoia.


Publico.es:
http://www.publico.es/ciencias/020768/paranoia/bentall/psicosis

 

 

Nombre
e-mail
Teléfono



Solicitud

Solicitud de cita

Información

 

 

 


 
  

FeedRSSSuscríbete al fedd rss   

Utilizamos cookies propias y de terceros para medir nuestra audiencia, mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad sin recopilar datos personales en ningún momento. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Política de cookies +