La obesidad infantil es ya una auténtica epidemia

Obesidad infantil. ¿Qué hacer desde la familia? es el título del nuevo libro del doctor en Psicología de la UPNA José Ignacio Baile Ayensa. Con un lenguaje claro y sencillo, la obra trata de ser una guía útil para las familias, indicando las medidas preventivas que se pueden adoptar para evitar la obesidad en los niños y proponiendo un plan de intervención completo en el caso de que ya se sufra.

DIEGO CARASUSÁN. TUDELA.

Baile natural de Tudela y licenciado en Psicología Clínica, es profesor de Psicología en la UNED de Tudela, docente de secundaria, y profesor asociado de Psicología en la Universidad Autónoma de Madrid. Es especialista en investigación e intervención en imagen corporal y trastornos de la conducta alimentaria en adolescentes, además de ser autor de varias publicaciones sobre este tema, a las que ahora se une su nuevo libro sobre obesidad infantil.

-¿Qué le motivo a dedicar un libro a la obesidad infantil?

-En España se ha escrito muchísimo sobre este tema, pero desde el punto de vista médico y nutricionista. Nunca se había tratado desde la perspectiva psicológica, que realmente es el enfoque que hay que dar a un problema de hábitos como éste.

-¿Es la obesidad infantil una epidemia?

-Sí. Las últimas encuestas nacionales hablan de que un 27% de los niños tienen sobrepeso u obesidad. Es ya una epidemia y el mayor problema de salud que sufren nuestros niños. Además, es algo que se va prolongar en su adultez. Va a ser uno de los grandes problemas de salud en el mundo, sobre todo en los países occidentales.

-¿Cuáles son las causas?

-Los últimos estudios han demostrado que gran parte de la tendencia a la obesidad es genética, pero esta tendencia no se ha manifestado en otras generaciones y sí en ésta. Esto se debe a que estamos promoviendo unos hábitos sedentarios y unos cambios en las pautas de alimentación que favorecen que esta tendencia genética se desarrolle y se convierta en epidemia.

-¿Qué papel juegan los padres en este tema?

-Su papel es vital. Los niños no controlan sus conductas principales como la de la alimentación, sueño y ejercicio, y eso es algo que deben aprender en la familia, pero también en la escuela y en la propia sociedad con los valores que se difunden.

-¿Cómo deben actuar los padres ante un problema de obesidad infantil?

-Lo primero es descartar si se trata de un efecto secundario de una enfermedad. Si se observa que es un problema de hábitos de alimentación o ejercicio, hay que determinar cuáles son los hábitos erróneos que hay en esa familia. Luego se debe hacer un plan de actuación introduciendo en sus hábitos el ejercicio físico y mejorar su alimentación.

-¿Existe alguna receta mágica?

-Para afrontar este problema, de ámbito nacional e internacional, no hay otra receta mágica que la propia prevención.

-¿Qué relación tiene la obesidad infantil con los problemas de anorexia en la adolescencia?

-Un gran número de chicas que padecen anorexia o bulimia suelen apuntar que en la infancia sufrieron problemas de obesidad e, incluso, burlas. La obesidad en la infancia favorece que luego haya problemas físicos y psicológicos.

Diario de Navarra:
http://www.diariodenavarra.es/actualidad/noticia.asp?not=2007070402005913&dia=20070704&seccion=culturaysociedad&seccion2=culturaysociedad

 

 

Nombre
e-mail
Teléfono



Solicitud

Solicitud de cita

Información

 

 

 


 
  

FeedRSSSuscríbete al fedd rss   

Utilizamos cookies propias y de terceros para medir nuestra audiencia, mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad sin recopilar datos personales en ningún momento. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Política de cookies +