Esclavos de la comida sana

La progresión de la ortorexia u obsesión por alimentarse de forma saludable amenaza con equipararse a otros trastornos como la bulimia o la anorexia.
Psicólogos y nutricionistas han levantado su voz para alertar de un nuevo problema alimenticio denominado ortorexia o la obsesión por comer productos sanos, dado el creciente número de personas que comienzan a sufrir este trastorno en España, que afecta ya a un 2 por ciento de la población estadounidense.

EFE/MADRID

Javier Aranceta, premio Grande Covián 2007 y profesor de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Navarra, señaló que en España no hay estudios sobre el número de personas «esclavizadas» por esta patología, si bien se percibe una «moda emergente» de «autistas alimentarios, abocados a la infelicidad».

Constató que es un «fenómeno creciente» que, con el paso de los años, puede equipararse a otros problemas de salud como la anorexia, la bulimia o la obesidad, salvo que se tomen medidas preventivas para frenar su progresión, entre las que destacó la educación desde la infancia en hábitos alimenticios sanos.

Cuanto más «severa» es la obsesión y si se excluyen alimentos básicos, prosiguió el experto, la ortorexia puede derivar en desnutrición, anemia, pérdida de masa ósea, carencias de vitaminas y minerales, debilidad y un alto riesgo de infecciones.

Algunos de los síntomas que pueden advertirnos de que algo no marcha bien. Entre ellos, la psicóloga clínica Elena Borges citó «pasar horas en el supermercado» leyendo la composición de los alimentos e inclinarse únicamente por aquellos ecológicos, probióticos, dietéticos, integrales, sin aditivos, y con garantías de que no contienen conservantes, pesticidas ni herbicidas.

Evitar la tentación

Dedicar gran parte del día a decidir meticulosamente qué se va a comer, evitar actos sociales, comidas o cenas para no «caer en la tentación» de ingerir otro tipo de productos, pesar los alimentos y sentirse «enormemente culpable si uno se salta las normas» son indicios preocupantes, en opinión de la especialista.

La falta de autoestima y el miedo al fracaso son otros condicionantes que acompañan a estos pacientes, apostilló. Los expertos apelan a otros factores que han desencadenado esta tendencia, tales como el denominado «culto al cuerpo» y la invasión publicitaria de productos supuestamente sanos o enriquecidos.

larioja.com:
http://www.larioja.com/prensa/20070519/sociedad/esclavos-comida-sana_20070519.html

 

 

Nombre
e-mail
Teléfono



Solicitud

Solicitud de cita

Información

 

 

 


 
  

FeedRSSSuscríbete al fedd rss   

Utilizamos cookies propias y de terceros para medir nuestra audiencia, mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad sin recopilar datos personales en ningún momento. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Política de cookies +