Para frenar los suicidios no es suficiente con culpar de la crisis a la sociedad

En un debate profesional sobre el drama de los desahucios en Compostela, Miguel Ángel García Álvarez, psicólogo clínico, recuerda que las crisis incrementan los suicidios y advierte de la necesidad de disminuir los riesgos "potenciando la atención primaria" y evitando responsabilizar de la situación económica a los más perjudicados

Olga Calvo Martinez
Psicologa y terapeuta Gestalt

El Colegio Oficial de Psicología de Galicia ha organizado en Compostela una tertulia en torno a lo que constituye uno de los mayores dramas de la crisis económica: los desahucios. En la mesa redonda Una mirada profesional sobre los desahucios, diversos profesionales han abordado, desde múltiples perspectivas, estos procesos y sus implicaciones.

El psicólogo clínico Miguel Ángel García Álvarez, facultativo del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago, analiza las causas que llevan a las personas a situaciones límite, así como las medidas que habría que tomar para evitarlas.

Es importante considerar que en estos momentos de crisis hay personas que acaban encontrándose en riesgo para su salud mental. Estas situaciones críticas llegan a tener efectos de toma de decisiones sobre la propia vida. El drama de los desahucios despertó la atención cuando aparecieron casos de suicidios de personas que iban a perder su casa.

Es importante comprender cómo se puede llegar a esa situación y cuales son las opciones disponibles para disminuir este riesgo.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) las crisis económicas que implican desempleo y empobrecimiento acaban provocando un incremento claramente observable de los índices de suicidio. Este hecho empezó a observarse desde los años 30 y se repite reiteradamente en todas las crisis, y España no es una excepción.

La OMSD propone cinco acciones mínimas para evitarlo. Cuatro de ellas tienen que ver con potenciar el empleo, apoyar a las familias, actuar sobre la demanda de alcohol o fomentar programas de apoyo a la carga económica de la deuda que sufren las personas. Nos interesa especialmente la que se refiere a la atención médica, y consiste en potenciar la atención primaria de salud, al ser estos recursos aquellos a los que la gente acude en primera instancia. De esta manera el médico de cabecera debería estar especializado en detectarlas para poder actuar desde el primer momento.

Para poder llevar esto acabo lo primero que se necesita es tiempo, uno de los bienes más escasos en nuestra sanidad debido fundamentalmente a los recortes y a las carencias de inversión en este área.

Los suicidios son la consecuencia del empobrecimiento y del desempleo. Influye en ellos en gran medida el sentimiento de culpabilidad , incrementado por esa justificacion de las dificultades economicas actuales tan manida de que "se ha vivido por encima de nuestras posibilidades".

Es habitual que los medios de comunicación no suelan publicar noticias de suicidios, excepto en casos como los de los desahucios, por temor a su imitación. Lo realmente importante en este poder informar con profundidad de los condicionantes que llevaron a la persona a tomar esta decisión y no quedarse exclusivamente en lo superficial y sensacionalista.

 

 

 

Nombre
e-mail
Teléfono



Solicitud

Solicitud de cita

Información

 

 

 


 
  

FeedRSSSuscríbete al fedd rss   

Utilizamos cookies propias y de terceros para medir nuestra audiencia, mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad sin recopilar datos personales en ningún momento. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Política de cookies +