Comienzan a funcionar las nuevas unidades de violencia de género

Cada provincia tiene una oficina para atender a los afectados coordinada por la unidad regional
El objetivo del proyecto es combatir el problema y, en la medida de lo posible, prevenirlo

R. Masegosa

Las nueve subdelegaciones del Gobierno en Castilla y León ya cuentan con sus respectivas oficinas de violencia de género, unas unidades de nueva creación que a partir de ahora se encargarán de integrar todas las actuaciones y de trabajar en coordinación con todos los órganos con responsabilidades en la materia. Así lo explicó ayer el delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo, quien señaló que las nueve oficinas estarán coordinadas por una unidad de ámbito autonómico ubicada en la Subdelegación del Gobierno de Valladolid y dirigida por Rocío López, funcionaria que ha trabajado en el Instituto de la Mujer y en la Dirección General de la Mujer de la Junta. Cada oficina contará con su propio coordinador provincial, más una persona como auxiliar, cuya tarea será la de trabajar en estrecha colaboración con las unidades de violencia género de la Policía Nacional y de la Guardia Civil; prestar apoyo integral a las víctimas, identificar el perfil de estas posibles víctimas y detectar y poner en marcha todo tipo de recursos necesarios para prevenir y combatir la violencia de género.

Servicios sociales

Asimismo, estas oficinas también trabajarán en colaboración con el resto de administraciones con competencias en la materia, como son los servicios sociales y policía local de los ayuntamientos o la propia Junta de Castilla y León, así como con el poder judicial y otras instituciones. Sin embargo, la gran aportación de estas unidades será su objetivo de realizar un seguimiento «individualizado» de los casos de violencia de género de mayor riesgo que se hayan producido en cada provincia. Así, se informará de cualquier cambio de situación de un agresor que, por ejemplo, se encontrara cumpliendo condena en la cárcel, y, sobre todo en los casos con fallecimiento de la víctima, se comprobará que se han cumplido todos los protocolos de prevención.

En la provincia de León, la nueva oficina contra la violencia de género estará dirigida por Raquel Crespo Rodríguez, licenciada en psicología y funcionaria de Instituciones Penitenciarias, que, entre otras responsabilidades, ha trabajado por psicóloga del centro penitenciario de Mansilla de las Mulas. Alejo, que ayer presidió la habitual Comisión de Asistencia al Delegado, explicó que estas nuevas unidades se enmarcan dentro del

Plan Nacional de Sensibilización y Prevención de la Violencia de Género y el Catálogo de Medidas Urgentes contra este tipo de delitos.

Diario de León:
http://www.diariodeleon.es/se_castillayleon/noticia.jsp?CAT=247&TEXTO=5790994

 

 

 

 

 

Nombre
e-mail
Teléfono



Solicitud

Solicitud de cita

Información

 

 

 


 
  

FeedRSSSuscríbete al fedd rss   

Utilizamos cookies propias y de terceros para medir nuestra audiencia, mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad sin recopilar datos personales en ningún momento. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Política de cookies +